Luis Javier González Sanz

 

Después de mi tercera vida un 7 de noviembre, mi corazón y mi cuerpo entraron en consciencia, de que cada paso, cada segundo y cada latido del corazón es lo que tenemos y de lo que tenemos que ser conscientes. El lujo para mi es ésto. Lo que me hace ser diferente y auténtico .

Trabajar con el amor hacía la vida naciendo de la propia experiencia en el que todos nos enriquezcamos, encontrando esa emoción por las cosas. Es un verdadero lujo con una sensación irrepetible, una sensación única llena de exclusividad para dar algo innovador, algo original siendo ese estímulo para todos vosotros. Lo más autentico es ser vosotros mismos, con libertad siempre buscando fluir hacia un mar de sueños, de deseos .